Las partes de una silla de ruedas no son algo en lo que una persona quiera pensar, pero son una parte esencial de la misma.

Hay varios componentes principales que conforman una silla de ruedas y son el asiento + respaldo, los reposapiés, los reposabrazos, las ruedas, los frenos, los reposacabezas…

Cada una de estas partes puede pedirse con la silla de ruedas a modo de configuración, e incluso combinarse con otros componentes de otras marcas (respaldo rígido, por ejemplo) para producir diferentes estilos y configuraciones. 

Es habitual que los usuarios de sillas de ruedas las modifiquen para adaptarlas a sus necesidades personales. En este artículo se examinan algunas de las modificaciones más comunes que la gente hace a sus sillas de ruedas para poder disfrutar de una mayor libertad de movimiento.

Asiento y respaldo

El asiento y el respaldo deben cubrir de manera adecuada la zona de lumbar. Estos, deben tener una ligera forma arqueada, puesto que nuestra espalda no es recta.

Es fundamental que permita la integración de toda la zona lumbar y pélvica otorgando una postura natural y cómoda para el usuario.

Además, en ocasiones es más que recomendable añadir un cojín para mejorar el confort del usuario, así como hacer uso de un cojín para prevenir escaras.

Por cierto, en el blog encontrarás una publicación especialmente dedicada a las escaras, cómo evitarlas en tu silla de ruedas y qué puedes hacer para tratarlas, no te la pierdas.

En nuestra web podrás encontrar cojines y respaldos para sillas de ruedas a los que podrás echar un vistazo y evaluar tanto sus propiedades como características que más te convengan.

Reposapiés

El reposapiés es la parte donde descansan los pies. Es importante definir los grados de inclinación de los reposapiés con el fin de conseguir un mejor confort y estabilidad de los mismos.

Reposabrazos

Para conseguir el máximo confort necesitamos poder apoyar los brazos, pero para algunos usuarios activos solo es necesario un protector de ropa, a modo de separar el cuerpo de la rueda trasera.

Ruedas

Las ruedas traseras pueden ser de materiales muy livianos: esto nos facilitará su manejo y nos reducirá el peso total de la silla. En cuanto a las ruedas delanteras, lo más importante es escoger el diámetro y el grueso adecuado a las necesidades de nuestro entorno.

blank

Modificaciones para sillas de ruedas

Los cambios posturales son una de las modificaciones más populares que se realizan en los componentes de las sillas de ruedas. 

La postura de una persona puede tener un gran impacto en la comodidad y la movilidad de la silla de ruedas y, por lo tanto, un cambio postural suele ser muy bienvenido. 

Hay dos tipos principales de cambios posturales que se suelen hacer en las sillas: la inclinación del asiento y la posición de las ruedas traseras.

La inclinación hacia atrás del asiento nos dará más estabilidad y la posición de las ruedas traseras nos garantizará nuestro punto de equilibrio óptimo.

Estos cambios posturales suelen proporcionar una mayor amplitud de movimiento y una mayor comodidad para el usuario de la silla de ruedas.

Otros componentes importantes de la silla de ruedas que a menudo tendrán que ser modificados o sustituidos son el asiento de la silla de ruedas y los neumáticos para las ruedas. 

El asiento de una silla de ruedas es especialmente importante porque será una de las mayores fuerzas implicadas en proporcionar una fuente de apoyo y equilibrio para el usuario de la silla de ruedas. Si el usuario de la silla de ruedas no se siente cómodo con la disposición de los asientos de su silla de ruedas, su capacidad para mantenerse cómodo e independiente se verá reducida. 

Una persona también puede tener problemas de equilibrio y estabilidad si su silla tiene un diseño y una construcción deficientes.

En nuestra página web podrás encontrar todo tipo de soluciones integrales para la movilidad activa. Si tienes dudas sobre alguno de ellos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y con mucho gusto te ayudaremos.