Descarga la versión en PDF.

Autores: Rubén Serrano, Sara Raposo, Carlos Calvo y Ricard Capell.

Mi entrada en esta empresa coincidió con la llegada a España de los cojines Spex, por lo que tras más de 3 años comercializándolos en exclusiva para toda España, es el momento de contaros por qué seguimos enamorados de este producto y en qué nos puede ayudar realmente, basándonos en su construcción, sus alternativas y la ciencia existente.

Los cojines Spex son cojines precontourizados. ¿Y esto que significa? Pues que tienen una forma prediseñada para ajustarse al máximo posible a las necesidades de la mayoría de los usuarios. Para entender su forma, debemos entender tanto la anatomía como qué objetivos busca el cojín con su forma. En este sentido, los objetivos son principalmente dos: proporcionar una base estable de posicionamiento y conseguir un buen reparto de presión para evitar el riesgo de úlceras por presión.

PROPORCIONAR UNA BASE ESTABLE DE POSICIONAMIENTO
El diseño de Spex facilita que las piernas vayan a una posición neutra por sus altos controles laterales (SuperHigh Contour) reduciendo así el riesgo de rotación interna o externa, y alineando las caderas.

Además lleva un “taco abductor” incorporado que forma parte del cojín. ¿Y por qué ponemos taco abductor entre comillas? Porque en realidad en inglés suele llamarse pommel, que se traduciría como un pomo, ya que en realidad no abduce las caderas, simplemente intenta evitar que aduzcan, porque si lo hiciese habría un alto riesgo de luxación o subluxación de cadera y, por tanto, un aumento del % de migración de cadera de esa cabeza de fémur con respecto a su acetábulo.

Lo bueno de formar parte del sistema e incluso poder hacerlo de la medida que queramos son dos cosas: por una parte, la continuidad del material y de la superficie de contacto y, por otra parte, que el primer contacto con este material sería agradable. Sabemos que en patologías neurológicas un estímulo duro puede estimular el empuje y cierre. ¿Y no será muy blando y dejará de hacer su función? Como diría “El principito”: Lo esencial es invisible a los ojos Estos cojines en su interior están formados por diversas capas. Una de ellas es una capa rígida de un material consistente más parecido al foam, comúnmente conocida goma eva, que da rigidez y estabilidad al sistema. Debajo de esta capa suave y agradable de material antiescaras, tendríamos ese taco sólido y consistente. De hecho, nos da un punto positivo que forme parte del cojín, porque reduciremos el riesgo de que pueda tener holguras o que se suelte si va sujeto con un velcro, aunque como siempre hay que valorar cada caso.

¿Y si necesito un Spex pero necesito de verdad un taco abductor? Como comentamos anteriormente, probablemente la forma correcta de llamar a ese accesorio sería soporte medial de muslo (así lo determina la asociación de veteranos de américa en su documento oficial de Glosario de términos y definiciones para sillas de ruedas) pero Spex tiene un taco que nosotros hemos bautizado como multiarticulado, que sí nos permite forzar un poco más la abducción. Por lo tanto, podríamos pedir un cojín sin taco y poner ese taco multiarticulado, o en esta ocasión sí: abductor; y realizar el posicionamiento.

Siguiendo con la frase de El principito, podríamos decir que debajo del cojín tenemos el gran secreto de su posicionamiento: una serie de bolsillos que permiten incluir cuñas para hacer correcciones, acomodaciones, frenar la retroversión, frenar una rotación, acomodar una flexión asimétrica leve de cader, etc. Y algo muy importante ¡Vienen todas las cuñas incluidas! Lo cual ayuda a que el precio no se dispare ostensiblemente cuando necesitas un alto grado de posicionamiento.

Además, Spex permite hacer todas las modificaciones que consideremos necesarias a medida, pero es muy importante que las acordemos bien entre los profesionales, las ortopedias y los usuarios, para conseguir hacer un buen trabajo que quede bien tras el consenso de todas las personas involucradas en el proceso. Cortar y/o pegar puede ser una solución en algunos casos si ha habido un cambio o una evolución, pero de primeras lo ideal sería que no necesitásemos realizarlo, ya que una funda que no ajuste exactamente a la talla podría ser fuente de dobleces y riesgos de puntos de presión.

CONSEGUIR UN BUEN REPARTO DE PRESIÓN PARA EVITAR EL RIESGO DE ÚLCERAS POR PRESIÓN
Por otra parte, Spex busca protección. Sabemos que para ello necesitamos una gran superficie de contacto y una buena inmersión y envolvimiento. El envolvimiento lo consigue con su forma precontourizada, la inmersión en la combinación de materiales en las distintas zonas de presión o riesgo, y además existen para usuarios con mayor riesgo opciones de distintos materiales para reducir aun más ese riesgo. En cualquier caso, como siempre digo: no hay un producto mejor que otro, hay productos más adecuados o menos adecuados para unas cosas o para unas personas que otros.

Pero más allá de todo esto, la ventaja principal de Spex es que permite evolución. Y con evolución no sólo me refiero a crecer, sino a cambiar. Las necesidades o circunstancias de hoy pueden verse variadas mañana, de ahí que este híbrido entre algo que podría parecer hecho a medida con algo estándar o modular, consiga partes buenas de ambos mundos.

Podemos tener una muy buena adaptación y ajuste, pero sin perder las opciones de adelantar o atrasar el respaldo para ganar vida útil al cojín (recordar no pasarse porque sino la zona isquiática no irá donde debe y afectará al posicionamiento, y no todo vale porque dure más, ya que lo importante es que sirva desde el primer día para evitar futuras lesiones), modificar los grados de flexión de cadera, oblicuidad, ángulo de cadera, etc. Las necesidades de los niños cambian constantemente y los productos y los profesionales debemos evolucionar con ellos

Sabemos que Spex puede ser un producto complejo de entender al principio porque no existía nada así, pero puedo decir con seguridad que me ha ayudado a ser mejor profesional porque ahora tenemos opciones de corregir o acomodar, y por tanto de valorar, cuestiones que anteriormente con los productos existentes en el mercado nos limitaban parcialmente. Un buen ejemplo puede ser el cojín Spex Flex, producto novedoso que para conseguir algo igual necesariamente necesitarías hacer algo a medida.

Por ese motivo, y con el fin de seguir consiguiendo tanto que Spex sólo se ponga en los casos en los que de verdad ofrece la mejor solución para sus usuarios, como que su uso sea el adecuado, el equipo clínico de Rehagirona cada día seguiremos intentando crecer profesionalmente y ayudar a entender y aprender al mismo tiempo de nuestros canales de venta especializados, como son las ortopedias, y de las familias que depositan su confianza en nosotros.

Autores: Rubén Serrano, Sara Raposo, Carlos Calvo y Ricard Capell.

¿Y tú? ¿Ya conoces los beneficios reales de los cojines Spex? - Rehagirona